Make your own free website on Tripod.com
Revistas Virtuales Panameñas     |   home
Atras    Siguiente
A LA PATRIA

A LA PATRIA AMADA

Por: David Acosta

Desde que Rodrigo de Bastidas en 1501 descubrió el Istmo de Panamá, ha corrido mucho agua bajo el puente: tiempos de abundancia y de miseria.
Decimos esto porque Panamá, la cintura de América, ha sido codiciada por muchos imperios, a fin de aprovecharse de su ubicación geográfica y así abrir como un abanico sus tentáculos imperiales.  Ahora bien, con la llegada de Bastidas finalizó el período Pre-Hispánico y se inicia el período Hispánico.  "Durante toda esa época colonial, España aprovechó la posición geográfica de Panamá para realizar sus conquistas e imponer su dominio a los demás países latinoamericanos, obteniendo grandes riquezas y poderío en oro, piedras preciosas y abundante materia prima para ampliar su poderío económico y militar.  Posteriormente después de nuestra Independencia de Panamá de España, el 28 de noviembre de 1821, entramos los panameños en la trama imperial del dominio de Francia y Estados Unidos, con miras a la construcción del Canal de Panamá.

Precisamente desde que el rey Fernando el católico de España decidió conquistar el Continente, Panamá ha sido el bastión de los imperios mundiales.  A eso se debe el rechazo de los istmeños a formar parte de ese dominio imperialista ya sea Europeo o Norteamericano.  En esa dirección los luchadores de la soberanía han logrado momento históricos sobresalientes que demuestran su fervor patriótico a la Patria amada: los hechos de 1921, cuando nos unimos voluntariamente a Colombia, inducidos por las doctrinas de liberación de los pueblos latinoamericanos de Simón Bolívar.  Pero, posteriormente, los colombianos se opusieron siempre a nuestra soberanía de pueblo libre, y por tal motivo, se dan los hechos de intento y separación de Colombia: 1830- José Domingo Espinar.

1831- Juan Eligio Alzuru, 1840- Tomás Herrera.  Con la construcción del ferrocarril norteamericano en Panamá, mediante la compañía integrada en 1850 por John Lloyd Stephen, Henry Chaunley y William Henry Aspinwall, nuestro país vivió momento de gran tráfico comercial, debido a los miles de norteamericanos que atravesaban el Istmo con destino a las minas de oro de California.
En abril de 1855 se da el Incidente de la Tajada de Sandía entre norteamericanos y panameños, por causa de la prepotencia y humillación de los yanquis, a los nacionales...  Más tarde la guerra de los mil días con el Tratado de Paz, el 21 de noviembre de 1902, en el barco de guerra norteamericano Wisconsin; también el asesinato de Victoriano Lorenzo, ordenado por el Almirante de Wisconsin, quien exigió a nombre del gobierno norteamericano la eliminación del guerrillero Victoriano, manifestando que no habría paz con Lorenzo vivo... Entonces ni cortos ni perezosos los liberales y conservadores lo fusilan en la Plaza de Chiriquí (Las Bóvedas), el día 15 de mayo de 1902.  Estados Unidos aprovechó, pues, la guerra de los mil días, el fracaso del Canal Francés y el rechazo del Tratado Herran-Hay, para imponer totalmente su dominio en Panamá; es decir, la separación de Panamá de Colombia fue condicionada con la imposición del tratado Hay Bunau-Varilla.  Pero debemos recalcar que a pesar de la traición de 1903, Panamá ha seguido consolidando su propia independencia con el movimiento inquilinario de 1925, el rechazo del Convenio Filos-Hines de 1947, la puesta de Banderas en la ex zona del Canal 1958-1959, los hechos históricos del 9, 10 y 11 de enero de 1964, entretanto otros, que han dado vida a esta bella nación.

Sin embargo, considero que la lucha más unitaria y programada del pueblo panameño fue la que se hizo contra las bases militares norteamericanas regadas por todo el país en 1947.  Ha sido la más sublime e impactante de la Patria.  Como lo dice la parte final de mi libro influencia Decisiva de la Opinión Pública en el rechazo del Convenio Filos-Hines de 1947... Dice así: "y por último queda comprobada la unidad del pueblo, producto del trabajo honesto y patriótico de los líderes de masas- todos aportamos nuestro grano de arena-.  Y, además, significó el ALTO más contundente a la política PANAMÁ CEDE de los gobiernos oligárquicos, acostumbrados al entreguismo y la traición a la patria.  Sólo les importaba sus deseos de incrementar sus negocios de cantinas, prostitución, cabaretes, etc., para satisfacer a las fuerzas yanquis de ocupación.  Los hechos históricos de diciembre de 1947 abrieron definitivamente las alamedas del triunfo total del pueblo por la reconquista de nuestro territorio, donde veremos para siempre una sola bandera ondeando majestuosamente, llena de orgullo y triunfo: la bandera panameña ¡Y, constituir la lucha por el rechazo del Convenio Filos-Hines, el acto más extraordinario y sublime de la lucha por la nacionalidad en cuanto la unidad de todo un pueblo jamás visto en nuestro país.
Allí estuvo consultado: desprendimiento, compañerismo, unidad, patriotismo y el juramento el 22 de diciembre de 1947: la zona del Canal para Panamá!.

Fuente: La Prensa, miércoles, 7 de noviembre de 2001.


Atras    Siguiente