Make your own free website on Tripod.com
Revistas Virtuales Panameñas     |   home
Atras    Siguiente
MATRIMONIO CAMPESINO

CANTO AL MATRIMONIO CAMPESINO

Con el cogollo dorado
que en verano recogía
el bajareque tejía
de su rancho cobijado;
y si el rancho era embarrado
un caidicio le agregaba
y luego que cosechaba
el arroz y el maíz
con esto vivía feliz
cuando un hombre se casaba.

Una piedra de moler
la cazuela y el pilón
eran la satisfacción
de la más bella mujer;
un catre para tender
un gancho para el tejido,
un buen caballo de cuido
junto al brocal transparente
era común y corriente
allá en mi pueblo querido.

Agua fresca, cristalina,
de la tinaja bebía
y con tortilla comía
el sancocho de gallina,
el cántaro en la cocina
con el guarapo cocido,
y en el naranjo florido
bajo el fulgor del lucero
el ruiseñor tempranero
era feliz en su nido.

Montaba silla vaquera,
soga de cuero en la arzón,
enjalma y esterillón
buen cincha y gurupera;
su trapiche, su caldera
donde la miel cocinaba,
y el taburete forraba
con cuero muy bien curtido
y era feliz en su nido
porque nada le faltaba.




Atras    Siguiente